Agenda afirmativa No. 2
Noviembre de 1998

La labor legislativa a favor de las mujeres guerrerenses

Mujeres guerrerenses por la Democracia, A.C.

Por Leticia Burgos Ochoa

En diciembre de 1996, a escasos días de haberse renovado el H. Congreso Local, se dio paso a un acuerdo para reformar la ley del Órgano Legislativo e incluir la creación de una Comisión Ordinaria de Asuntos de la Mujer, en un acto de amplia concertación y de unánime aceptación. En un inicio estuvo conformada por diez legisladoras, deis del PRI y cuatro del PRD y presidida inicialmente por María de la Luz Núñez Ramos que actualmente funge como diputada federal. Hoy se encuentra al frente de la Comisión la compañera Beatriz González Hurtado.

Gran parte de 1997 se dedicó a desarrollar eventos para analizar, deliberar, elaborar y presentar un paquete legislativo en contra de la violencia familiar, en el marco del debate nacional sobre el tema. En este caminar fue posible conjugar intereses que desde la Secretaría de la Mujer del Gobierno del Estado se potenciaron y dieron como resultado dicha iniciativa que, después de haberse signado por el Gobernador Ángel Aguirre Ribero y un grupo de diputadas del PRI y del PRD, no se ha turnado al Congreso local.

Otras urgencias también han sido tema de debate y de propuestas, la salud de las mujeres y su salud reproductiva. Guerrero ocupa los primeros lugares en rezago educativo, salud, alimentación y nutrición. La presidencia de la Comisión de Asuntos de la Mujer, en coordinación con sectores de la academia de la Universidad Autónoma de Guerrero, y organizaciones sociales de mujeres, ha hecho posible llevar temas a tribuna como el cáncer cérvico-uterino, para demandar un mayor presupuesto al sector de salud destinado a prevenir y atender esta enfermedad factible de curación en detección temprana.

Otro esfuerzo en esta línea ha sido el de proponer medidas compensatorias y preferenciales a las mujeres jefas de hogar que impacten el ingreso familiar, en el sentido de exentar el pago de impuesto predial a las mujeres que estando en dichas condiciones no alcancen un ingreso mayor de tres salarios mínimos.

En Mujeres Guerrerenses por la Democracia empeñamos gran parte de nuestro esfuerzo en hacer valer nuestras demandas y propuestas por el respeto a los derechos humanos de las mujeres y las niñas, por la no-discriminación y la desigualdad por motivos de diferencia asexuales.

Al congreso Local iremos cuantas veces sea necesario, insistiremos en hacer valer nuestro derecho de audiencia, de organización y de participación en la toma de decisiones que nos atañe a todos y todas; continuaremos extendiendo nuestras manos, saberes y propuestas a las congresistas, a las ONGs de mujeres y hacia la sociedad en su conjunto, este es nuestro compromiso. ¡Sigamos adelante!