Avances de la campaña nacional para desalentar el despido por embarazo y el examen de no gravidez

Con la realización del «Tribunal de Conciliación entre la Maternidad y el Trabajo», el pasado 22 de octubre culminó con gran éxito la primera etapa de la Campaña Nacional para Desalentar el Despido por Embarazo y los Exámenes de No Gravidez.

En esta fase se recibieron 18 testimonios de mujeres que fueron despedidas de sus trabajos por el hecho de estar embarazadas, así como 125 denuncias de obreras de la Industria Maquiladora de Exportación de la frontera norte sobre el requisito del examen de ingravidez para poder ser contratadas.

«En el año de 1997, tuve un embarazo de alto riesgo. El IMSS me prescribió reposo absoluto en repetidas ocasiones, y el LIC. “X” se negó diciendo: Elija, su bebé o el trabajo».
«…dos meses después de que me embarazara, durante un día normal de labores, me llamaron de la gerencia. El gerente…, junto con el abogado asesor…, y la delegada sindical… me anuncian mi separación de la planta de trabajadores aludiendo recorte de personal».
«…se me notificó mediante oficio…, que me encontraba como disponible, debido al redimensionamiento de la estructura ocupacional, y que tenía un plazo hasta una fecha determinada para buscar mi reacomodo dentro de la empresa. Yo tenía 5 meses de embarazo…»
«En un primer momento si acudí a la Junta de Conciliación y Arbitraje. Y, ante la presión ejercida por funcionarios de (la empresa), decidí no iniciar el juicio y acepté la indemnización a fin de continuar recibiendo la atención médica hasta el parto».

«La mujer trabajadora mexicana se enfrenta a diferentes retos y obstáculos cuando decide traspasar el límite de su espacio doméstico (privado) hacia los espacios públicos que implica el trabajo remunerado, tales como la doble jornada, asumir las responsabilidades familiares, hostigamiento sexual, esterilización forzada, entre otros».¹ La información recabada en estos testimoniales demuestra la discriminación que enfrentan las mujeres trabajadoras de nuestro país.

 Otro de los logros de esta primera etapa de la Campaña refiere a la elaboración de la Cartilla Maternidad y Trabajo, ¿pueden conciliarse?, que incluye los derechos reproductivos de las mujeres y las responsabilidades familiares tanto de las mujeres como de los hombres. En ella se explica con gran claridad que las medidas a las que se refiere el tema de la Campaña, no son sólo discriminatorias sino ilegales, y deben ser denunciadas.

«La solicitud del examen de no gravidez no es legal porque no está contemplada dentro de la legislación laboral mexicana como requisito para contratar personal. El despido por embarazo no es legal porque embarazarse no es una causa de despido legal, como sí lo es presentarse al trabajo en estado de ebriedad, cometer actos inmorales en el lugar del trabajo, tener más de tres faltas injustificadas en un mes, etcétera».²

Reiteramos que este esfuerzo conjunto tiene como objetivo principal lograr que se tomen medidas pertinentes en el ámbito laboral, sindical y empresarial para desalentar estas prácticas.

¹Comisión Promotora de la Campaña: Ma. Luisa Sánchez (GIRE), Ana Ma. López (Equidad de Género), Patricia Camacho (CIESEX), Elena Tapia (diversa), Yolanda Ramírez y Ma. Elisa Villaescusa (MUTUAC-MAS).

² Casrtilla Maternidad y Trabajo.