Prostitución infantil: delito tipificado como grave

El 27 de octubre de 1998 la ALDF presentó una iniciativa de Reformas a los artículos 85, 201, 203, 205 y 208 del Código Penal para el Distrito Federal en Materia de Fuero Común, y para toda la República en Materia de Fuero Federal, y los artículos 8 y 16 de la Ley de Normas Mínimas de Readaptación Social de Sentenciados.

Este proyecto plantea la modificación del tratamiento legal de los delitos de corrupción, pornografía y prostitución de menores, y reitera la necesidad de que los órganos legislativos protejan los derechos de las y los mejores y eviten los abusos de que son sujetos.

A raíz de esto, la pornografía infantil y la prostitución de menores quedaron tipificadas como delitos graves a fin de que las y los delincuentes no gocen de libertad caucional, dados los daños que causan a la niñez y la juventud.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, cada año un millón de niñas en el mundo caen prostitución ya sea por engaño o por la fuerza; además, México está considerado como uno de los países más agredidos por las redes internacionales de pornografía y prostitución infantil.

Si bien esta iniciativa pudiera ser plausible, notamos aún la carencia de la perspectiva de género en su planteamiento general, lo que implica que las niñas íctimas de este tipo de delitos serán tratadas de igual forma que los varones, sin contemplar que el fenómeno de la explotación de menores de edad con propósitos sexuales ataca mayoritariamente a las mujeres.

Entre las niñas existen cinco actividades predominantes: la venta ambulante, la mendicidad, la limpia de parabrisas, la actuación en la vía pública y, la prostitución. Fuente: Asamblea. Revista de difusión de la ALDF. Núm. 15, Segunda época, Vol. 1, dic., 1998, p.28