Agenda afirmativa No. 7
Agosto de 1999

COLABORACIONES

La situación legislativa de las mujeres mexicanas[1]

Por Patricia Espinosa Torres[2]

Comisión de Equidad y Género

En los umbrales de un nuevo milenio, el mundo contemporáneo se transforma de manera vertiginosa. En el orden internacional, la declinación de paradigmas ha transformado la sociedad, la política y la economía. La faz de las sociedades modernas de hoy corresponde a otras circunstancias, prueba de ello es la importancia que, durante los últimos años, la mujer experimenta en las diferentes actividades del desarrollo humano.

Desafortunadamente, la situación de las mujeres en México dista mucho de ser halagadora. Las mujeres mexicanas tienen hoy escasa presencia en la política, la economía o en la cultura. Nuestros patrones culturales han fomentado la depreciación del rol de la mujer en la sociedad, destinándola a desempeñar actividades dentro del ámbito privado y a una condición discriminatoria de su persona. Las mujeres en México no tienen los mismos derechos y oportunidades que los hombres, y todavía padecen circunstancia de dependencia con respecto al género masculino.

Asimismo, la promoción de los derechos de la mujer debe ser entendida no únicamente como una labor que transforme la norma jurídica, para erradicar las diversas formas de discriminación y desigualdad sino, también, como una tarea de promoción de nuevos valores y patrones culturales hacia la construcción de una sociedad humana, justa y equitativa. Por tanto, a la creación de normas jurídicas con perspectiva de género, le acompaña la imperiosa necesidad de efectuar talleres, seminarios o conferencias destinadas a promover un carácter cultural en donde las mujeres sean apreciadas y valoradas en condiciones de equidad frente a los hombres.

El esfuerzo para crear órganos legislativos orientados a la perspectiva de género como la Comisión de Equidad y Género ha aumentado significativamente. A la fecha, 24 entidades federativas cuentan ya con una comisión sobre el tema. En los estados de Tlaxcala, Quintana Roo, Yucatán, Morelos y san Luis Potosí, aún no se ha creado esta comisión.

Pese a los avances registrados en esta materia dentro del Poder Legislativo en los últimos años, aún persisten resistencias en torno a las relaciones de equidad entre hombres y mujeres, por lo que es fundamental sumar esfuerzos entre diversos actores de la sociedad para conjuntamente construir la memoria institucional de las mujeres y sobre ellas como protagonistas sociales. El trabajo legislativo a favor del mejoramiento de la situación de las mujeres es un primer paso que se debe completar con otras acciones como democratizar la información, contribuir a que las leyes se apliquen, crear una cultura de la legalidad, etcétera.

El documento que hoy se presenta “La utilidad de los consensos (para legislar a favor de las mujeres)”, refleja un invaluable esfuerzo de la sociedad civil organizada para contribuir a profesionalizar el quehacer legislativo. Sin sus aportaciones este trabajo se quedaría en el campo de los sueños. Entre los datos significativos que se desagregan de este documento está el que a lo largo de 57 Legislaturas sólo se han presentado 31 iniciativas a favor de las mujeres, de las cuales cuatro han sido presentadas por varones, dos del PAN y dos del PRD; sólo tres de ellas han sido aprobadas como leyes; la creación de la Comisión de Equidad y Género es fruto del esfuerzo de organismos femeninos y legisladoras para contar con una instancia que impulse la presencia de mujeres y la equidad de género; en la LVII Legislatura se incrementó el porcentaje de diputadas pero más claro ha sido el compromiso y solidaridad de ellas con sus congéneres, lo que se evidencia con la presentación de 27 iniciativas a favor de la mujer a lo largo de dos años legislativos. ¡Gran avance que nos deja contentas pero no satisfechas!

 Entre las tareas pendientes están:

  • Incrementar la presencia de las mujeres en los órganos legislativos. Requerimos más mujeres en los poderes legislativos, ahí radica “una gran posibilidad de impulsar las grandes transformaciones para alcanzar la equidad entre los géneros”.
  • Promover vía la Comisión de Equidad y Género el debate en torno a la mujer mediante foros, talleres o mesas de análisis, para alcanzar la equidad entre los géneros.
  • Perfeccionar los órganos dedicados al análisis sobre el tema. El Parlamento de Mujeres, la propia Comisión de Equidad y Género son proyectos en ciernes, requerimos darles una mayor coordinación y delimitación de sus funciones, al mismo tiempo de vincularlos con la sociedad civil.
  • Dar mayor difusión del trabajo legislativo en la Comisión. Una de las posibilidades de vínculo efectivo con la sociedad civil, es la publicación de esos trabajos.
  • Construir y contribuir a la memoria institucional, en torno a la perspectiva de género, objetivo que requiere un mayor acceso a la información relacionada con el tema.
  • Instrumentar el perfil profesional del quehacer legislativo. Contar con un capital humano especializado sobre el debate femenino, sin duda contribuiría al desarrollo de nuestra comisión.
  • Al interior de los partidos políticos, las mujeres que estamos comprometidas con la política tenemos la exigencia de llevar nuestras inquietudes a la plataforma de nuestros respectivos partidos.

Trabajo legislativo

En cuanto al ámbito legal, integrantes de la Comisión de Equidad y Género hemos presentado las siguientes iniciativas de reforma:

  1. Iniciativa de Reformas a diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por el cual se busca modificar el lenguaje utilizado en diferentes normas secundarias.
  2. Iniciativa de Reforma a los artículos 133, 135, 164 y 170 de la Ley Federal del Trabajo, cuya propuesta prohíbe a los patrones dejar de contratar trabajadoras por razones de sexo, estado civil o por embarazo.
  3. Iniciativa de Reforma de Ley a los artículos 17,71 y 72 de la Ley Agraria, para resarcir la desigualdad existente entre los derechos de los hombres y mujeres en el campo.
  4. Iniciativa de Reforma para modificar el uso del lenguaje utilizado en el Código civil del D.F.
  5. Iniciativa de Decreto que Reforma el Artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
  6. Iniciativa de Reforma a la Ley del Código Civil con respecto a la adopción.
  7. Iniciativa de Reforma y Adiciones al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales para establecer cuotas de registro de candidaturas de género.

[1] Texto presentado en la presentación de la investigación “La utilidad de los consensos”.

[2] Diputada Federal y Subcoordinadora de Cultura, Educación e Información del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional.